M茅xico, pa铆s atractivo para la industria japonesa

japon-mexico.jpg

 Inició el VI Seminario Internacional del Programa de Estudios México-Japón (PROMEJ), con una serie de conferencias que abordaron la parte académica, al sector empresarial, así como al sector gubernamental Japonés, con la finalidad de dar una visión global de la inversión japonesa en México.

Tadashi Ito, miembro de una agencia gubernamental encargada de la promoción de exportaciones, mencionó que México aumentó su participación en términos de inversión japonesa después de la década de los noventa, debido al Tratado de Libre Comercio y a partir del 2007 como resultado de un acuerdo directo con Japón.

El doctor Ito también mencionó que, en 2010, alrededor de ochenta empresas japonesas registraron flujo de inversión directa a México y en 2012 aumentó a 160 empresas. El Banco Japonés de Cooperativismo Internacional registró en 2006 que nuestro país era el número 15 en términos de ranking de atractivo para la inversión; para el 2011 se colocó en el lugar 12 y para 2012 ya figuraba en el 7 lugar. 

En nuestro país existe una concentración de inversión japonesa en el sector automotriz que representan el 27% de la producción total de automóviles en México y en términos de ventas el mercado local tiene el 45%. En este contexto, las empresas japonesas han tenido una visión no sólo de exportación, sino también se han enfocado en el mercado local.

Representando al sector empresarial estuvieron presentes Yuzo Toyoda, directivo de Mazda México y Tomomotsu Furukawa, director ejecutivo de Daido Metal México, quienes mostraron los factores que los llevaron a incursionar en nuestro país.

En el caso de Mazda, cuya planta se espera que arranque a inicios de 2014, el motivo de instalarse en Salamanca, Guanajuato, fue la concentración de proveedores en el área con un cluster en un radio de 200 km y la población que es de alrededor de 1. 2 millones en un radio de 30 km, lo que da posibilidad de reclutamiento de recursos humanos. En la actualidad, están en entrenamiento cerca de 1800 personas en México y 150 empleados mexicanos fueron llevados a Japón.

Por su parte, Furukawa comentó que Daido Metal se instaló en Tlajomulco por la calidad, cantidad y costo del agua, así como el transporte con acceso al puerto de Manzanillo y la cercanía a la ciudad de Guadalajara para la contratación de mano de obra.

Daido Metal tiene el 32% del mercado mundial en cojines metálicos, de los cuales 5% están hechos en México. La fábrica cuenta con 350 empleados, quienes inician su trabajo desde el área de producción, aun si van a puestos administrativos, para que así conozcan toda la empresa.

En el presídium estuvieron presentes el maestro José Alberto Castellanos, Rector del CUCEA, el maestro José Alberto Becerra Santiago, Secretario Académico del Centro,  el  doctor Antonio Mackintosh Ramírez,  el doctor Salvador Carrillo Regalado y  el doctor Antonio Sánchez Bernal , miembros del INESER.

El seminario titulado “Vínculos Económicos de Japón con el Occidente de México: Oportunidades para la Inversión y el Comercio Internacional”, que organiza el PROMEJ, continúa este jueves 7 de noviembre de 9:30 a 13:30 horas, en la Sala de Gobierno.

El PROMEJ fue creado en 2008, conformado por un grupo de profesores investigadores del CUCEA. Este programa pretende aumentar y profundizar la investigación científica de la relación económica entre México y Japón.

 

Texto: Norma Ruiz

Foto: Francisco Vázquez M.